Tel. (0376)4436657

Cel.+543764299788 -

ANUNCIOS SOBRE PROYECTO DE LEY NACIONAL DE ALQUILERES


Octubre 26 de 2018

En los últimos años hemos asistido a numerosos planteos que presentan el inconveniente de muchos argentinos para acceder a una vivienda a través de un alquiler o de la dificultad para pagar los cánones correspondientes, lamentablemente la mayoría de ellos cayeron en preconceptos y generalizaciones a los que estamos acostumbrados, y que carecen de un ANALISIS PROFESIONAL RIGUROSO y FUNDADO, dando por resultado propuestas de soluciones mágicas y enunciación de culpables prejuzgados, que solo sirven para discursos altisonantes que buscan apoyos de coyuntura, pero que nunca encuentran las soluciones reales a los problemas que tratan de resolver, sino mas bien los acentúan y empeoran.

Antes de iniciar una presentación de los temas a analizar, necesitamos aclarar desde que lugar realizamos el mismo, lo hacemos desde el rol de Profesionales del Corretaje Inmobiliario, miembros de la UNICA PROFESION que en Argentina percibe honorarios por RESULTADO y no por trabajo realizado, vale decir que recibimos retribución SOLO SI OBTENEMOS EL ACUERDO ENTRE LAS PARTES, esto nos lleva a que debamos atender los intereses de cada parte a fin de lograr un acuerdo voluntario entre ellas, ya que de no obtenerlo no habremos logrado nuestro objetivo y el de nuestros clientes y por lo tanto no podremos acceder a nuestros Honorarios independientemente de cuanto hayamos trabajado persiguiendo tal acuerdo.

Esta característica UNICA sumada a la no obligatoriedad de contratación, ya que también la nuestra es una profesión que no tiene contratación obligada en ninguna de sus incumbencias, como si lo tienen la mayoría de las profesiones, nos condiciona en nuestro accionar profesional.

Además observamos que el nivel de denuncias en todo el país, que no llega al 4 % del número de matriculados, entendemos que la inmensa mayoría desarrolla su profesión con ética e idoneidad probada y que la generalización y no identificación de los que trabajan mal, solo los favorece ya que manchando a todos encubrimos a quienes son malos profesionales, que se diluyen y disimulan su accionar.

Es por lo antes expuesto y por estar dando la cara a la comunidad a través de locales a la calle identificados con nuestros APELLIDOS y con tradición en muchos casos de varias generaciones que sentimos un PROFUNDO ORGULLO de ser CORREDORES INMOBILIARIOS, de capacitarnos cada día para ampliar nuestro conocimiento específico para ponerlo al servicio de nuestros clientes y de tratar cada día de dar respuesta a las necesidades de cada uno de ellos y de ayudarlos a alcanzar sus objetivos y desde este lugar analizamos la problemática planteada.

Entendiendo en muchos casos la honesta búsqueda de soluciones a problemas visualizados debemos profundizar el análisis de una manera profesional:

1- Se manifiesta una dificultad de pago de los cánones locativos y se deduce que esto se produce porque los mismos se incrementaron por sobre los ingresos e inflación y se dan a conocer porcentajes en los que no se manifiesta origen y tipo de estadística sobre la cual se basan. 
Los datos elaborados por la Federación Inmobiliaria de la República Argentina ponen a disposición sus fuentes y difieren de estas afirmaciones, pero lo mas importante es que la gran mayoría de los inquilinos reconocen que el inconveniente no está en el porcentaje de la suba sino en que les cuesta pagarlos porque OTROS PRECIOS de la canasta básica y los servicios se han incrementado muy por encima de sus ingresos y han disminuido su capacidad de pago.
Este error de diagnóstico nos oculta los verdaderas razones de la perdida de la capacidad de pago de los inquilinos de un canon locativo que cada mes le ofrece al locador una menor capacidad de compra y por lo tanto nos aleja de las soluciones reales para hacer sustentable en el tiempo la vigencia de esta solución habitacional, que permita un canon lógico para ambas partes.

2- Se manifiesta un enfrentamiento entre los Inquilinos y los Corredores Inmobiliarios por abusos que estos últimos cometen, generalizando esta situación sin identificar a los abusadores.
En este caso incurrimos en un doble error, ya que la contraparte contractual del Inquilino es el propietario y NO el Corredor Inmobiliario que es un intermediario que tiene como único objetivo lograr que las partes lleguen a un acuerdo que les sea cumplible y acorde a sus objetivos.
El segundo error es entender que el Inquilino no está protegido contra los abusos y por ello debemos modificar la legislación.
El Inquilino está protegido por abusos contractuales por el nuevo Código Civil y Comercial que tomo en su articulado los de la Ley de Alquileres (que derogó en su sanción), y que estuvo vigente desde el año 1983, permitiendo sortear las mayores crisis económicas de nuestro país, sin crisis habitacionales en el sector de las locaciones y este articulado vela por los intereses de ambas partes contratantes y por ello ante cualquier abuso los inquilinos tienen habilitado la instancia judicial que declarará nulos los artículos abusivos.
También están protegidos de los abusos de los Corredores Inmobiliarios en la mayoría de las provincias del país ya que los estados provinciales han regulado el ejercicio del Corretaje Inmobiliario y ha creado Colegios Profesionales (como en las profesiones tradicionales), y los Tribunales de Ética que toman las denuncias y SANCIONAN duramente las prácticas abusivas de sus matriculados. Llama la atención el bajo nivel de denuncias a matriculados en los distintos Colegios Profesionales del país, lo que demuestra que el mayor número de abusos son realizados por supuestos Corredores NO MATRICULADOS, para lo cual es imprescindible un mayor compromiso del estado en la FISCALIZACION del ejercicio ilegal de la profesión que realmente está afectando a los Inquilinos y propietarios.

3- Se presenta una crisis general del Mercado Locativo y esto no es así, ya que el mercado locativo ha brindado en los últimos años una importante solución a la crisis habitacional, subsanando la baja de inversión del estado en Viviendas y la falta de líneas de Crédito Hipotecario destinadas a sectores medios y medios bajos que se transformen en herramientas sostenidas en el tiempo y de amplia accesibilidad.
No se observa Oligopolio, ni cartelización de la Oferta de Viviendas y además la misma está totalmente atomizada y por lo tanto es muy permeable a la realidad de la demanda.
No se observan movilizaciones de Inquilinos reclamando por situaciones de urgencia o crisis importante del sector.
Se sigue manteniendo el número de contratos de locación vigentes y no se observa un incremento de litigiosidad en dichos contratos.
Pero por sobre todo entendemos que la satisfacción del DERECHO a la VIVIENDA le corresponde al Estado y NO a algunos de los ciudadanos en forma individual y por ello no debemos cargarles esa responsabilidad que establezca una desigualdad de derechos con otros ciudadanos que ahorraron en el exterior, o fuera del sector inmobiliario por ejemplo.
Por lo antes expuesto, entendemos que las situaciones planteadas se refieren a casos minoritarios o a regiones específicas, ya que este síntoma no se observa en datos objetivos a nivel nacional y en una proporción relevante.

Los Corredores Inmobiliarios podemos entender que dada la profunda crisis económicas se deba buscar soluciones que atiendan a quienes necesitan ayudas sociales y económicas, pero para ello debemos puntualizar lo siguiente:
1- No todo el mercado Locativo esta compuesto por viviendas sociales, por lo tanto es necesario identificar específicamente que casos son los que necesitan un tratamiento especial y no generalizar incluyendo locaciones suntuarias que distorsionan el objetivo buscado.
2- En caso de realizar un aporte a estos sectores que lo necesitan, pedimos que el aporte sea solidario por parte de todos los niveles del estado y de todos los profesionales que intervengan en todos los aspectos del desarrollo de ese mercado a fin de hacer un esfuerzo justo y compartido.
3- Que los legisladores convoquen también a la contraparte contractual, entiéndase Locadores y a los profesionales que la sociedad y el estado acreditaron como los Idóneos y responsables de ese hacer profesional a través de recientes legislaciones que lo regulan, para evaluar posibles soluciones.

Es importante sumar a lo antes expuesto, la sorpresa que genera ver a Legisladores Nacionales designados para este tema, manifestarse en medios periodísticos declarando públicamente que esta INTERVENCIÓN del mercado surge porque en 30 años no hubo reglas claras ni leyes de Alquileres vigentes. Habría que recordar la Ley Nacional 23091, vigente durante más de 30 años, con su texto incorporado casi en su totalidad al nuevo Código Civil y Comercial. La mencionada Ley, fue la que dio certidumbre al mercado inmobiliario de Alquileres luego de su sanción, dando marco jurídico y protegiendo a Locatarios y Locadores durante varias crisis económicas, incluida la de 2001.

Creemos necesario que el análisis y tratamiento de leyes de fuerte impacto social en el tiempo, como las que regulan el mercado de las locaciones y el acceso a la vivienda, no deben ser tratadas con ligereza y oportunismo coyuntural, pues tendrán fuerte influencia sobre las inversiones inmobiliarias en Argentina y la solución (o no) del déficit habitacional.

Sec. Prensa - FIRA

Informes & Mandatos Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2019 informesymandatos.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co